Carrito de Compras

Schnocker - Oh My Dog

Publicado por Fanny Baltazar el
Schnocker - Oh My Dog

Ser un orgulloso propietario de un Schnocker significa que tienes un amigo que será leal, amoroso y, en ocasiones, animado. Asegúrate de socializar y entrenarla y que uno de sus comandos controlará su ladrido. Ella puede ser un perro de familia, pero es especialmente adecuada para ser compañera de solteros o parejas.

  Origen: Europa

 Tamaño: Mediano

 Altura: 35 a 45 cm

 Peso adulto: 3 a 10 kg

 Esperanza de vida: 12-14 años

 Actividad física recomendada: Alta

 Ideal para: Niños, Casas, Personas Mayores

 Características del schnocker

Un ejemplar adulto de schnocker tiene un tamaño mediano, con una altura de entre 30 y 38 centímetros y un peso medio que oscila entre los 7 y los 11 kilogramos. La esperanza de vida de estos perros varía entre los 12 y los 15 años aproximadamente.

 Su cuerpo es esbelto y estilizado, con extremidades y cola larga. Igualmente, sus pies son alargados y sus orejas cuelgan a los lados de la cabeza, rasgo que hereda del cocker spaniel. Esta cabeza es fina y presenta unos ojos oscuros, al igual que una nariz fina y negra y una característica barba, como el schnauzer.

 El pelaje puede ser tanto corto como largo, variando también su forma, pues mientras que hay ejemplares de pelo liso, también los hay de pelo rizado u ondulado. El pelo es más largo en algunas partes de su cuerpo, como la anteriormente mencionada barba, alrededor de los ojos, las cejas o las orejas, también alrededor de las patas y los pies

 

Carácter del schnocker 

Al provenir de razas tan inteligentes como el cocker o el schnauzer en miniatura, estos perros presentan unas capacidades mentales brillantes. Por ejemplo, destacan por tener una increíble memoria y aprender a una velocidad de vértigo.

 Los schnokers son una raza leal y que crea unos fortísimos vínculos con los humanos con los que convive. Son una de las razas híbridas más recomendadas para personas que vivan solas, pues al ser tan atentos y cariñosos brindan amor y compañía sin límites a su familia. Se llevan genial con niños y les encanta disfrutar de su compañía. Son perros realmente pacientes y comprensivos con ellos.

 Estos cánidos son tolerantes, pacientes y muy sociables, por lo que tienden a interactuar incluso con desconocidos. Lo único que no toleran en absoluto es la soledad, pues requieren de compañía constante para estar bien, por ello no son recomendables para personas que pasen mucho tiempo fuera de casa. Una soledad prolongada puede hacer que desarrollen patologías como la ansiedad por separación, el exceso de ladridos o conductas destructivas.

 

Cuidados del schnocker

Un schnocker no requiere de muchos cuidados específicos para estar en las mejores condiciones. Uno de los aspectos a los que hay que prestar atención es a los requerimientos nutricionales de la raza. En el caso del schnocker, se recomienda repartir la cantidad de comida diaria en tres tomas, pues así los niveles de azúcar en sangre se mantienen constantes a lo largo del día, favoreciendo un buen estado de salud. Así mismo, es fundamental proporcionarle un alimento de calidad, ya sea pienso o comida casera. Para este último caso, puedes optar por la dieta BARF o por cocinar ligeramente los alimentos.

 En cuanto al ejercicio, el schnocker necesita realizar actividad física a diario dado que es una raza muy activa que, de no liberar su energía, puede adoptar comportamientos anómalos y sufrir diferentes alteraciones. En este sentido, se recomienda asegurarles paseos de larga duración, al menos 30 minutos al día, combinados con juegos y otras actividades como correr o hacer circuitos de agility

 

Fuente de Información: Experto Animal

Publicación Anterior Publicación más reciente